Tres recetas refrescantes con naranja para este verano

El verano ya está aquí y, con las altas temperaturas, apetecen los postres y dulces refrescantes. Por eso, hoy te traemos tres recetas con naranja para que le saques todo el jugo (y nunca mejor dicho) a esta fruta durante los días más cálidos:

-. Polos de naranja con jengibre: sólo necesitarás unas buenas naranjas (puedes usar naranjas del levante español, ya que ahora es posible comprarlas por internet directamente al productor) y una pizca de jengibre molido o rallado. El procedimiento es igualmente sencillo. Exprime las naranjas y añade al zumo una pizca de jengibre (como tiene un sabor fuerte, puedes empezar con poca cantidad y probarlo para ver si necesitas usar más). Una vez bien mezclado, rellenado moldes de polo y congélalos al menos seis horas. Puedes poner los palitos desde el principio (sujetándolos con papel de plata) o a media congelación, cuando el helado empiece a tomar consistencia y puedas clavarlo más fácilmente. Otra opción si quieres darle un color diferente a tus polos es que les añadas remolacha cocida (la puedes comprar ya así). Apenas variará el sabor y tus polos tendrán un bonito color rojo, además de disfrutar de todas las propiedades de esta verdura.

 
polo_naranja

 

-. Sorbete de Naranja, cava y limón: este sorbete es muy fácil de preparar y muy refrescante y digestivo. Perfecto para acabar una comida, especialmente si ha resultado algo copiosa. Para su elaboración necesitarás: 200 ml de zumo de naranja, 60 ml de zumo de limón, 100 ml de cava, 90 gr de azúcar, agua y una clara de huevo. Para prepararlo, empieza calentado el agua y el azúcar en un cazo. Cuando tengas un almíbar ligero, añade el zumo de naranja y el zumo de limón. Una vez mezclado, incorpora con cuidado el cava. Paralelamente, monta la clara a punto de nieve y únela con cuidado al resto de ingredientes hasta conseguir una crema espumosa. Una vez tengas la mezcla, ponla en una jarra o cuenco y congela por unas dos horas. Pasado este tiempo es bueno removerla con un tenedor para romper los cristales de hielo. Puedes volver a hacerlos transcurridas unas 4 horas más. Y ya tienes tu sorbete listo para servir. Puedes decorarlo con cáscara de naranja, con frutos rojos, con unas hojas de hierbabuena o con unas rodajas de limón.

sorbete_naranja

-. Agua de naranja con hierbabuena: en verano, las altas temperaturas hacen necesaria una buena hidratación. Si no eres muy fan de beber agua, te proponemos una elaboración que te va a ayudar. Se trata de una agua saborizada con naranja totalmente natural y que puedes preparar en casa en poco menos de cinco minutos. Como ingredientes sólo necesitarás 500 ml de agua, el zumo de dos naranjas y unas hojas de hierbabuena. La preparación es también muy sencilla. Mezcla en una botella o jarra el agua con el zumo y las hojas de hierbabuena y ponlo en la nevera hasta que esté bien frío. También puedes añadirle cubitos de hielo. Si lo quieres más dulce, en el momento de prepararlo incorpora azúcar o miel. Es una bebida perfecta para tener en la nevera e ir bebiendo durante todo el día.

agua_naranja