Estoy segura de que a todos, o a casi todos los niños, les gustan las galletas, sobre todo las galletas oreo. Y si además de poder disfrutar de sus galletas favoritas, pueden hacerlo mientras comen una rica tarta, pues mejor que mejor. Hoy os proponemos algo bastante sencillo con lo que seguro sacaremos una sonrisa