Uno de los días más importantes del año para los más peques es su cumpleaños. Y lo es por varios motivos. Uno de esos motivos es que a ellos, inocentes e infantiles, aún les gusta cumplir años y sentirse cada vez un poco más mayores (ay, si supieran la que les espera cuando sean adultos…)