Repostería para los más peques: Tarta de kit kat

Estoy segura de que a los peques de la casa, y a los no tan peques, se les hace la boca agua cada vez que ven golosinas o algún tipo de dulce o de postre, sobre todo si es de chocolate. Qué será lo que tendrá este preciado oro negro alimenticio que a todos nos encanta y nos vuelve locos.

Por esta misma razón, y pensando en todos aquellos que como yo son amantes de las chucherías, los dulces, los postres y del chocolate, hoy os traemos la receta de un rico postre ideal para celebraciones de cumples o para cualquier momento que nos apetezca: la tarta de kit kat, un rico dulce que a todos nos gusta y que es muy fácil de hacer

Bizcocho con nutella, kit kat y lacasitos

Antes de empezar con nuestra tarta, es preciso que reunamos todos los ingredientes. Para el bizcocho necesitaremos 3 huevos, 1 yogur natural, 2 vasos de azúcar, 1 vaso de aceite de girasol y 1 sobre de levadura.

images (1)

Por otra parte, para el almíbar de vainilla solo necesitamos medio vaso de azúcar, medio de agua y otro medio de extracto de vainilla.  Por último, para la tarta necesitaremos el bizcocho y el almíbar de vainilla, 1 bote de nutella, 11 paquetes de kit kat y 350 gramos de lacasitos.

Empecemos con la preparación del bizcocho. Como no tenemos tiempo de poner la receta del bizcocho de yogur, para los que no la tengáis podéis buscarla en internet. Una vez hecho, y tras dejarlo enfriar, lo cortamos en dos capas.

Entre esas capas pondremos el almíbar de vainilla. Para prepararlo, hervimos el agua con el azúcar durante 5 minutos a fuego lento. Lo retiramos del fuego y le añadimos el extracto de vainilla. Utilizaremos esta mezcla para calar el bizcocho con ayuda de una brocha.

El siguiente paso es calentar la nutella durante 30 segundos en el microondas para que sea más fácil de untar y la untamos en las capas del bizcocho que hemos calado con la vainilla. Repetimos esto en todas las capas de la tarta. Una vez untado, volvemos a unir las diferentes capas.

Es hora de decorar nuestra tarta. Aprovechamos que la nutella está recién untada para adherir las barritas de kit kat a nuestra tarta, teniendo en cuenta que deben sobresalir un poco por la parte superior. Luego echamos los lacasitos en la parte superior de la tarta, dentro del límite de las barritas de kit kat. Le ponemos un lacito para adornarlo. Y listo. Nuestra tarta ya está lista para que podamos disfrutarla.