Las ventajas de comer chucherías

Comer dulces y chucherías de diversos tipos son unos de los mayores placeres de la vida que podemos experimentar en nuestro día a día. Quizás siempre habremos escuchados cuales son las desventajas e incluso los peligros que conlleva para nuestra salud el hecho de comer muchos dulces, azúcares y grasas saturadas.

Eso es totalmente cierto, cuando comemos este tipo de productos en exceso nuestra salud se puede resentir de diversas formas ya que podemos tener un exceso de azúcar en el cuerpo. Sin embargo, en su defensa podemos decir que siempre y cuando no sobrepasemos los límites y no  nos excedamos en el consumo de chucherías, comerlas de vez en cuando no solo es placentero sino que puede resultar incluso beneficioso para nuestra salud.

El azúcar es necesario para nuestra energía

Para nadie es un secreto que casi todos los tipos de dulces, caramelos, golosinas y chucherías en general que consumimos están hechas a base de grasas saturadas y de decenas de azúcares. El exceso de estos azúcares puede resultar fatal pero si los comemos de manera controlada puede resultar beneficioso.

images

Esto se debe sobre todo a que el azúcar procedente de estos dulces y caramelos así como de las diferentes gominolas nos ayudan a tener mayor energía en nuestro cuerpo al subirnos de manera regulada el novel de glucosa en sangre.

Además, más allá de nuestros niveles de glucosa, cuando comemos algún dulce, caramelo o gominola que nos guste, automáticamente nuestro cerebro comienza a liberar una serie de endorfinas y hormonas de felicidad que nos hacen parecer mucho más felices y superar los malos momentos de cada día con el simple hecho de concedernos un pequeño capricho de este tipo de vez en cuando.

Por otra parte, el consumo de golosinas nos ayuda a fortalecer nuestras mandíbulas. Los caramelos y sobre todo los chicles, que nos obligan a mascar durante un largo rato, ayudan a nuestra mandíbula a trabajar de manera más rápida y eficaz, algo tremendamente beneficioso a la hora de comer cualquier tipo de alimento.

Así que ya sabeis, si os apetece comer una golosina o un caramelo hacedlo. A nadie le amarga un dulce, y mucho menos cuando tiene ciertos beneficios para nuestra salud.