Deléitate con las grageas de Harry Potter

El mundo de Harry Potter sigue presente aunque la saga terminara hace ya varios años. Tanto las películas como los libros fueron un éxito rotundo que convirtió a su autora, J.K.Rowling en la mujer más rica de Inglaterra y parte del mundo.

Los artículos más demandados por los fans eran réplicas de las varitas de los magos más famosos que pasaron por Hogwarts y libros que se supone leían los personajes. La escritora al margen de la saga escribió un libro de cuentos mágicos, uno sobre el deporte mágico más famoso el Quidditch y un último sobre animales fantásticos.harry potter

Él éxito de la saga fue tal que muchos de los dulces que los personajes comían y podían encontrar en las tiendas de chucherías más famosa del reino mágico fueron llevadas a la realidad.

Los sabores más insospechados

Originalmente en el mundo del mago inglés los sabores de las grageas podían ser cualquiera. El director de Hogwarts aseguraba que él una vez había llegado a probar uno de cerumen (cera del oído), lo que había creado en él un poco de inseguridad a la hora de despachar dichas grageas.

Los fans de Harry Potter pueden disfrutar de las grageas más famosas que existen. Los sabores son tan sorprendentes como pulverizador de mofeta y pasta de dientes de banana. Lo realmente bueno de estas grageas es que tienen un sabor muy bueno de verdad.

Tanto gustan las grageas que se ha llegado a crear un juego para comerlas. Incluido en el pack con las golosinas hay una ruleta que indica el tipo de gragea que debe comerse. Es una forma muy entretenida de comer chucherías divirtiéndose.

Ranas de chocolate

Aunque en Harry Potter las ranas cobraban vida en nuestro mundo muggle tenemos que conformarnos con ranas de chocolate. En los libros las ranas solamente saltaban una vez así que había que estar avispado para comérselas o uno podía perderlas de vista y quedarse sin ellas.

En algunas tiendas, sobre todo online se pueden encontrar ranas de este tipo. Obviamente están enteramente echas de chocolate pero algunas de ellas vienen en cajas parecidas como las que usan los magos.

En el parque temático de Orlando de Harry Potter se pueden encontrar muchas de estas chucherías del mundo mágico pero a través de internet también podemos comprarlas. Si uno tiene interés puede encontrar cualquier tipo de golosina que haya leído en los libros.