Las fiestas de cumpleaños de los niños suelen ser muchas veces un problema para los padres. Es que los chicos han evolucionado en sus juegos, en su forma de divertirse y con ello, también todo el marketing que se genera alrededor. Hace algunos años, sólo con un payaso, con algunos juegos programados, con una piñata